Buscar
  • Arjan Shahani

Clix: Word of Mouth para un mundo hiperconectado

Las marcas de consumo exitosas saben perfectamente que todo el empuje publicitario que puedan arrojar no se compara con el inmenso valor que tiene el hecho de que tus consumidores recomienden tu producto.
influencer marketing

De acuerdo a Forbes Magazine, especialmente en nichos de mercado sensibles (alimentos, experiencias premium, servicios y productos para bebé), en donde la confianza por la calidad del producto es crucial, el Word of Mouth detona hasta 200 veces más ventas que la publicidad pagada.


El boom de los influencers inició precisamente colgado de este concepto. Los consumidores, buscando voces más allá de los medios publicitarios para ayudarles a tomar decisiones en torno a sus productos de consumo, empezaron a escuchar a aquellas voces en las que confiaban y a las que les atribuían un grado diferenciado de expertise.


Las y los influencers, a través del contenido que compartían, nos invitaban a sus casas, nos daban un acceso que normalmente no tendríamos y ahí, en una cercanía casi familiar, nos mostraban y recomendaban productos y experiencias a los que ellos estaban expuestos.


youtuber influencer nanoinfluencer marketing

Y si bien no estimamos que la relevancia comercial del influencer marketing desaparezca pronto, sí es notable que conforme la industria ha madurado, en muchos casos se ha contaminado y perdido credibilidad por falta de autenticidad. Aquellas personas de alto perfil y alcance en quienes creíamos para volverse nuestros curadores de productos (no todos, pero muchos), persiguiendo objetivos de monetización, han caído en prácticas que demeritan su voz. Por mencionar dos de ellas: (1) la compra de seguidores/likes, (2) la sobresaturación de recomendaciones de productos sobre los cuales no tienen credibilidad/expertise y se notan evidentemente pagados.


¿Dónde están los influencers auténticos?


Buscando nuevos curadores de experiencias y productos de consumo en quienes sí puedes creer, estoy seguro que te toparás con CLIX Social.


Cuando conocí su modelo de negocio, me pareció genial. Tan es así, que en Amore Marketing hemos empezado a trabajar con ellos en distintos proyectos que nos han permitido conocerlos más a fondo y con mucho gusto recomendarlos.


Disculpen el paréntesis pero creo que en pro de mantener la autenticidad y los disclaimers necesarios es importante decirles que no me están pagando un peso por escribir esta pieza y que lo hago simplemente por creer en el poder de compartir ideas poderosas y productos/servicios que considero pueden ser del interés de nuestro público. Venga pues, les platico:


Clix es una empresa que nació en Monterrey, de las manos de un grupo de jóvenes que entendieron cabalmente el poder que hay detrás de la creación de plataformas que rescaten el Word of Mouth digital, poniéndolo al servicio no sólo de las marcas participantes, sino de los clientes y consumidores potenciales, generando espacios virtuosos de ganar-ganar.


¿Cómo funciona?


La plataforma de Clix es el espacio de encuentro que conecta a las marcas y centros de consumo con personas socialmente activas (llamadas Clixers) que resaltan en su entorno y generalmente son referencia y/o sus opiniones son valoradas por un amplio círculo social online y offline.


Sin embargo, a diferencia de las transacciones comerciales quid pro quo con un megainfluencer pagado, Clix provee un vehículo para que las marcas ofrezcan beneficios diferenciados (descuentos, promociones, experiencias exclusivas) a un público segmentado de manera congruente, a cambio de que dicho público de interés comparta en sus redes sociales contenido orgánico destacando/mencionando a la marca/centro de consumo.



¿Cuál es la diferencia?


No es sólo una, sino varias las distinciones que hacen que este modelo sea innovador y funcione de manera sumamente impactante. Aquí les comparto algunas de ellas:


  1. Los Clixers no están siendo pagados para decir algo o publicitar una marca. Tienen acceso a beneficios específicos en el consumo de ciertas marcas/productos/experiencias. Es decir, el Clixer es un consumidor REAL y no un anunciante pagado.

  2. Los Clixers deciden qué promociones quieren utilizar y a qué marcas avalar. Como consumidores, no visitarían un lugar al que no quieran ir sólo para obtener un descuento. Promueven experiencias que ellos viven y que sí les gustan. Sus recomendaciones y el alcance en impresiones que generan para las marcas, son AUTÉNTICAS.

  3. A través de distintas funcionalidades y tácticas comerciales, Clix se da a la tarea de segmentar y calificar ambos Clixers y marcas/centros de consumo. De esta manera, se asegura que la oferta disponible de marcas, experiencias y centros de consumo sean de alto valor e interés para el público de Clixers, pero no sólo eso sino el público al que se está ofreciendo el beneficio diferenciado, es del perfil sociodemográfico de interés para las marcas.

  4. No existen incentivos en el modelo de Clix para que los Clixers hagan compra de perfiles de seguidores falsos o Likes. Esto permite que los resultados que se le reportan a los centros de consumo y marcas sean fidedignos y no estén contaminados o maquillados.

  5. La credibilidad del Clixer es recompensada por el engagement de sus seguidores. La plataforma ha logrado métricas que respaldan el hecho de que la tasa de engagement de los impactos de los Clixers es hasta 22 veces mayor que la de los megainfluencers.

  6. Además, tienen una serie de beneficios en sus reportes de resultados que generan mayor y mejor inteligencia que los servicios tradicionales de influencer marketing, entre ellos la generación de un Net Promoter Score que los Clixers otorgan a los centros de consumo posterior a sus experiencias. Clix no se queda con la visión limitada de reportar views a la marca, sino que le ayuda con información valiosa que le permite mantenerse a la vanguardia y en un proceso de mejora continua con feedback calificado.


¿Y funciona? ¿Cuál es el resultado?


Los resultados que mes a mes comparte Clix con las marcas y centros de consumo participantes, son fehacientes de lo exitosa que es la plataforma. Los establecimientos más concurridos de las ciudades participantes están en Clix… y su permanencia recurrente evidencia el valor que le atribuyen a seguir trabajando con la plataforma.


De igual manera, Clix tiene una audiencia creciente con muy baja tasa de deserción… y no es sorpresa que así sea. ¿A quién no le gusta recibir beneficios exclusivos en la compra de lo que quiere consumir?


El fin de semana pasado redimí un vale de Clix por primera vez. El uso de la plataforma es sencillo, la comunicación es clara y los beneficios de alto valor. ¡La usaré de nuevo muy pronto!


Y es que a final de cuentas, en su modelo, Clix encontró la forma de generar:


  • Publicidad orgánica de alto valor para el centro de consumo

  • Tráfico adicional a través de la promoción de experiencias y ocasiones de consumo grupal

  • Impresiones complementarias a los esfuerzos de publicidad pagada del centro de consumo/marca, con la distinción de ser recomendaciones de cuentas terceras no pagadas, cumpliendo con la psicología de producto recomendado o Word of Mouth.

  • Un modelo alternativo o complementario a estrategias de megainfluencer marketing, rescatando cues de confianza y autenticidad que se habían disminuido y parecía no habría forma de volver a capitalizar.

  • Beneficios exclusivos para los Clixers, elevando sus experiencias de consumo a cambio de esfuerzos que posiblemente hubieran hecho sin gratificación alguna cualquier otro día de la semana.


El modelo innovador de Clix ha mostrado ser exitoso, saludable y sostenible en el tiempo. Tan es así, que ya empiezan a ver el nacimiento de algunos copycats que se suman al ruedo invitando a Clix a competir. No les platico más de los secretos que he aprendido sobre esta plataforma, porque son parte de su fórmula creativa para seguir siendo el líder en el mercado de una nueva ola de nano y microinfluencer marketing.


Habiendo dicho esto, si quieres ser Clixer, checa si tu perfil califica buscándolos en Instagram @clix.social y si eres el dueño de una marca o centro de consumo que podría hacer mancuerna con ellos en Monterrey, Guadalajara, León y/o Torreón, búscalos en la misma liga y ¡haz contacto! ¡Felicidades a Clix por retar el estatus quo y traer nuevas herramientas al mundo del marketing!



984 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo