Buscar
  • Arjan Shahani

Tu website necesita una auditoría SEO [Te decimos por qué]



Imagina que estás buscando comprar un carro nuevo. Lo ves en el piso de la agencia y está flamante. Te acercas al cofre y el encerado hace que veas tu propio reflejo sobre la pintura. Tiene una línea de diseño preciosa. Abres la puerta, te subes y huele a nuevo. Te empiezas a enamorar.


Le pides al agente de ventas las llaves para hacer una prueba de manejo y las cosas empiezan a irse en declive. Desde que giras la llave escuchas algo extraño en la marcha… empiezas a avanzar y escuchas un traqueteo proveniente del motor. En cuanto llegas a una pequeña colina, sientes que el carro tiene dificultades para subir. Tratas de abrir el quemacocos y el rechinido hace que tus oídos exploten. De repente, ves un humo extraño emanar de la parte frontal.


¿Comprarías este carro? Estoy seguro de que tu respuesta es un contundente NO.


Ahora imagina que una enorme cantidad de personas están comprando websites equivalentes a ese carro defectuoso. Desafortunadamente, en el mundo del marketing digital existen muchos proveedores que son excelentes para vender sitios de internet que por fuera parecen un carro de lujo, pero por dentro no son más que una carcacha.


Lo malo es que a diferencia del carro, en el que desde su primer manejada el conductor puede notar sus deficiencias, un website puede ser sumamente efectivo para esconder todos su defectos, sobre todo si el cliente no sabe cómo y qué buscar.


¿Por qué tantas personas compran sitios hermosos pero defectuosos?


Hay dos razones principales por la que nos topamos con tantos websites deficientes en lograr los objetivos para los que fueron hechos:


  1. El cliente no sabe todo lo que está tras bambalinas de un website y esto es perfectamente normal. En muy poco tiempo hemos evolucionado muchísimo en el mundo digital y no podemos esperar que todos sean expertos en la materia. Además, este es uno de esos casos en los que no sabes lo que no sabes… así que no hay manera de que lo exijas. Es fácil caer en el juicio de un website por lo que ves y creer que solo lo que ves es lo que estás comprando.

  2. Hay muchos proveedores amateur dispuestos a venderte espejitos. No lo digo con malicia ni criticando sus esfuerzos. Todos estamos tratando de ser exitosos en lo que hacemos. Incluso es posible que estos proveedores amateur ni siquiera sepan que te están vendiendo un producto subpar. Y es posible que sean increíbles en términos de diseño gráfico y/o que hayan encontrado plantillas preciosas para montar tu sitio, por lo que a primera vista, sus productos son muy atractivos. Y si les sumas que probablemente sus precios sean bajos, es fácil caer en una tormenta perfecta.

“La tormenta perfecta en un website es cuando un cliente no pide correctamente lo que necesita porque no sabe lo que no sabe y un proveedor deficiente tiene la capacidad de venderle una carcacha preciosa”

¿Cuáles son los efectos negativos de comprar un website hermoso pero defectuoso?



Te comparto solo algunos:

  • El cliente cree que tiene un website increíble, pero no sabe por qué nadie llega a él y/o no lo buscan a través de su forma de contacto.

  • Es más, como no cuenta con las herramientas correctas para medir el performance, ni siquiera sabe si la gente está llegando a su sitio.

  • Porque el sitio está mal construido, no tiene posibilidades de mejorar su ranking de SEO (Search Engine Optimization). Te platico más a detalle al respecto.

  • Cuando las personas por alguna razón sí logran llegar al sitio, sus settings de seguridad les envían advertencias de estar entrando en un sitio inseguro. Esto destruye cualquier posibilidad de generar confianza en ellos. Desconfianza en tu sitio = desconfianza en tu marca, productos y servicios.

  • Tu competidor tiene un sitio mejor construido así que constantemente cuando los posibles clientes buscan el tipo de producto que ambos ofrecen, aparece mucho antes que tú en el Google Search… y se lleva todos tus clientes potenciales.


¿En qué debo fijarme al adquirir un website?


Todos los componentes y características de un sitio web pueden catalogarse en dos grandes grupos: el front end y el back end. La mayoría de las personas, se fijan solamente en el front.


El front es todo lo que se ve a simple vista. El front incluye elementos como:

  • Diseño gráfico, plantillas, colores, tipografías

  • Contenido

  • Imágenes

  • La manera en que el contenido está presentado y genera un user journey

  • Si hay una forma de contacto o no, si están listadas las redes sociales

  • Contundencia del mensaje y lo atractivo que es para los usuarios (si los engancha o no)

Todo esto es muy importante. Pero no más que todo lo que el usuario no necesariamente ve. Esto incluye cosas como:


  • Si el formato de las imágenes está optimizado para no generar carga innecesaria al navegador

  • Si la página contiene un certificado de seguridad bajo el protocolo https

  • Si se dieron de alta de manera correcta las etiquetas meta, palabras y frases clave, y robots.txt para facilitar el indexado por motores de búsqueda

  • Si el atributo de idioma está incluido

  • Si las imágenes incluidas incluyen atributo alternativo que les permita que Google y otros buscadores las entiendan mejor

  • Si el sitio cuenta con mapa XML

  • Si el código es responsivo a distintos dispositivos de despliegue

  • El tiempo promedio que toma para cargar el contenido del sitio

  • Los atributos de privacidad

  • La cantidad de backlinks y la integración con plataformas de redes sociales

  • La inclusión o no de herramientas como Google Analytics, Google Tag Manager, Facebook Pixel y LinkedIn Insights Tags.

Si te perdí un poco con algunos tecnicismos, no te preocupes. NO NECESITAS SER UN EXPERTO EN SITIOS WEB. Lo que sí necesitas es SABER que todo esto existe y que harías bien en ALIARTE con un experto… porque atender a este tipo de detalles, es crucial para que tu sitio web tenga una buena calificación de SEO y por ende, logre sus objetivos de generación de tráfico y conversión.


¿Qué es SEO o Search Engine Optimization?


Ya lo he referido un par de veces en esta pieza, por lo que vale la pena hacer una breve pausa y decirte que la calificación de SEO es a resumidas cuentas, lo fácil o difícil que el diseño del back y front end de tu página hace que buscadores como Google y Yahoo! la encuentren sin que tengas que pagarles.


Es importante que sepas qué tan bien rankeada en términos de SEO está tu página. Podría ser que tienes un rankeo muy bueno y no haya nada más que hacer… pero en muchas ocasiones, una auditoría de SEO te permite identificar si tu website actual podría mejorar en desempeño con algunas correcciones muy puntuales, o en el peor de los casos, que a pesar de su apariencia, sea una carcacha y sea hora de reemplazarla por un sitio bien construido.


¿Cómo puedo saber si mi sitio tiene buen SEO?


Necesitas una auditoria SEO. Se trata de un análisis que cubre múltiples variables para determinar las calificaciones de tu sitio en términos de rendimiento, posicionamiento, usabilidad, enlaces y vinculación con redes sociales.


Una auditoria SEO robusta y completa no sólo debe de decirte si tu sitio está bien calificado o no, sino ofrecerte una serie de acciones puntuales que te permitan mejorar la calificación del sitio. Y así como con el desarrollo de un sitio web, es importante que la auditoría la hagas de la mano de expertos que sí hablan el idioma y pueden apoyarte a navegar cada una de las acciones a tomar.


En Amore Marketing hemos apoyado a múltiples empresas a identificar y corregir las áreas de oportunidad que estaban limitando el desempeño de su sitio web, incluso pasándolas de estadios paupérrimos, a volverse referentes de su industria. Por favor no dudes en contactarnos si te interesa que revisemos tu sitio web o te ayudemos a desarrollar uno optimizado. ¡Nos encantaría apoyarte!



690 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo